TIPOS DE HIDRÓGENO

HIDRÓGENO

TIPOS DE HIDRÓGENO

Existen diferentes métodos de producción de hidrógeno. Dependiendo del tipo de fuente de energía primaria que se emplea y las emisiones asociadas al proceso, el hidrógeno se puede clasificar en cuatro grupos:

TIPOS DE HIDRÓGENO

Existen diferentes métodos de producción de hidrógeno. Dependiendo del tipo de fuente de energía primaria que se emplea y las emisiones asociadas al proceso, el hidrógeno se puede clasificar en cuatro grupos:

Ciudad renovable. Casas con placas solares y energías renovables.

HIDRÓGENO GRIS

Es aquel que es producido mediante fuentes de energía de origen fósil, como por ejemplo, el gas natural, el petróleo, el carbón, etc. Además, su extracción lleva asociadas emisiones contaminantes.

Existen diferentes métodos de producción, aunque el más habitual es el reformado de vapor de metano (CH4) del cual proviene la mayor parte del hidrógeno actual.

HIDRÓGENO AZUL

Producido a partir de fuentes de energía de origen fósil pero, a diferencia del hidrógeno gris, con unas bajas emisiones contaminantes.

Para conseguir estas bajas emisiones, se emplean sistemas de captura y almacenamiento de carbono.  

HIDRÓGENO TURQUESA

Se denomina hidrógeno turquesa a aquel que es producido mediante fuentes de energía de origen fósil pero sin emisiones contaminantes.

Por ejemplo, el obtenido del proceso de la pirólisis del gas natural, el cual produce hidrógeno y carbono sólido, pero NO emisiones de CO2.

HIDRÓGENO VERDE

También conocido como hidrógeno renovable, es aquel que es producido a partir de fuentes de energía renovables.

El método de producción más conocido de este tipo de hidrógeno es la electrólisis del agua. A partir de este proceso, se consigue la separación de la molécula de agua mediante la aplicación de una corriente eléctrica en un dispositivo electroquímico denominado electrolizador. Dicha corriente eléctrica procede de energías renovables, como por ejemplo, la energía solar.

No obstante, existen otros métodos de producción de hidrógeno renovable como el reformado con vapor de biogases, bioalcoholes o residuos orgánicos; la fotocatálisis, la termólisis del agua y más.